Los cálculos están realizados partiendo de la implementación actual de esta nueva fórmula de contratación que está transformando el mercado laboral y el trabajo autónomo.

Tan solo en estos dos últimos años son más de 20.000 autónomos los que desarrollan una actividad económica a través de una Plataforma Tecnológica de Contratación de Servicios.

Desde UPTA queremos dejar claro que estos nuevos modelos de trabajo no pueden significar más precariedad laboral, más bien todo lo contrario.

Para ello es necesario contar con la inestimable colaboración de la Inspeccción de  Trabajo que sin duda es garante de los derechos de los trabajadores por cuenta ajena sin la cual sería imposible frenar la insaciable voracidad de empresas y empresarios que utilizan de forma fraudulenta la figura del autónomo económicamente dependiente.

Es necesario determinar con exactitud la frontera entre las relaciones laborales y mercantiles y definir quiénes son los titulares de la actividad, para que de esta forma no queden las relaciones contractuales tan sólo al albur de  los procedimientos judiciales, algo que debe solucionar la legislación.

No podemos continuar con esta especie de pasividad legislativa, es por ello que desde UPTA planteamos abrir una mesa de diálogo para clarificar la situación de los trabajadores autónomos que desarrollan su actividad a través de plataformas tecnológicas y acabar con la impunidad de empresas y empresarios que están desvirtuando la figura del TRADE.

La situación por la que están atravesando miles de trabajadores autónomos que desarrollan su actividad a través de plataformas tecnológicas no debe confundirse con los falsos autónomos.

Las formas y maneras de desarrollar el trabajo por cuenta propia están sujetos cada vez más a la posibilidad de trabajar a través de canales distintos a los tradicionales.

Son miles de actividades distintas y de distintos sectores los que se contratan a través de esta nueva fórmula, sobre todo en el mundo de los profesionales cualificados que prestan servicios de muy diversas maneras, de forma exclusiva como autónomos económicamente dependientes o de forma mercantil.

Por esta razón UPTA propondrá a los nuevos responsables del Ministerio de Trabajo, en cuanto se constituya el Gobierno, que se materialice el compromiso alcanzado el pasado mes de febrero, cuando la Secretaria de Estado se comprometió a poner en marcha esta Mesa de forma urgente.

Será necesario que todos los implicados en esta nueva situación, Sindicatos, Patronal del sector, Inspección de Trabajo, Asociaciones de Autónomos y Administración, comiencen cuanto antes a debatir profundamente este tema y ser capaces de tomar las mejores decisiones posibles para seguir creciendo.