El mes de Febrero ha traído apenas un centenar de nuevos autónomos en términos netos en nuestra comunidad. Comenzábamos el mes con 41.300 autónomos cántabros, y ha terminado con 41.394.
 
Fundamentalmente los sectores de crecimiento son los procedentes de la construcción y las profesiones técnicas con casi el 60% del total de altas de Febrero. La educación y el transporte complementan los datos del crecimiento producidos en este periodo.
 
Para Eduardo Abad, Responsable de la UTAC, caso aparte es la deriva que atraviesa el sector del comercio y la hostelería, que continúan con datos negativos desde hace ya dos años.
 
El crecimiento producido este mes no palia la situación de fragilidad del trabajo autónomo de Cantabria. Es necesario por tanto, continuar fomentando políticas de consolidación del trabajo autónomo, puesto que en datos netos de la evolución del sistema especial de la Seguridad Social, continuamos teniendo unos malos resultados.