LO CONFIRMAN LOS DATOS SOBRE LAS DECLARACIONES REALIZADAS POR EL COLECTIVO DE AUTÓNOMOS EN EL EJERCICIO 2017

UPTA exige al futuro gobierno de Pedro Sánchez que adopte las medidas necesarias y haga los cambios que precisa nuestro sistema, y para ello es imprescindible que el Ministerio de Trabajo continúe desarrollando los acuerdos alcanzados en 2019 con las organizaciones de autónomos.

Un cambio de dirección en dicho Ministerio sería un gran error. Las negociaciones iniciadas con la ministra Magdalena Valerio y su equipo deben continuar a lo largo de esta próxima legislatura. 2019 ha sido el año en el que se han consolidado importantes cambios para el colectivo, muchos de ellos en protección social, y se ha puesto en marcha un verdadero diálogo con los legítimos representantes de los autónomos. Una nueva dirección no beneficiaría al colectivo, de haberla tan sólo respondería a un beneficio partidista, que sin duda no respondería a los intereses de más de tres millones de trabajadores.

Recientemente las estadísticas tributarias han incorporado una nueva publicación basada en la información de las declaraciones del Impuesto sobre la Renta de los profesionales autónomos y empresarios personas físicas.La gran mayoría de los empresarios o autónomos declaran con signo positivo, son 2.646.375 (83%), de los que 1.470.845 están en estimación directa, 369.533 en objetiva no agrícola y 805.997 en objetiva agrícola.
El 17% de los autónomos 510.559, han declarado estar en pérdidas en el año 2017.

La realidad es demoledora y nos revela la verdadera situación del colectivo. En 2017 casi 700.000 autónomos declaran ingresos entre 12.000 y 21.000 euros anuales. Los trabajadores autónomos que declaran rendimientos entre 21.000 y 30.000 euros son 356.725; 411.816 aquellos que declaran de 30.000 a 60.000 euros; y 181.462 los que superan los 60.000 euros.

Eduardo Abad, presidente de UPTA, «estos datos vienen a confirmar la posición de UPTA sobre la viabilidad de la modificación del actual sistema de cotización a la Seguridad Social. El sistema contributivo que proponemos, por ingresos reales, aumentaría significativamente las bases de cotización de los autónomos que infra cotizan muy por debajo de sus posibilidades, y sería una manera eficiente y eficaz, ya que las cotizaciones responderían a criterios de homogenización de forma escalonada, de permitir al sistema mejorar la recaudación y con ello garantizar, de manera más justa, la sostenibilidad de este».