LAS PEQUEÑAS EMPRESAS, CON FACTURACIÓN INFERIOR A UN MILLÓN DE EUROS TAN SÓLO HAN PODIDO ACCEDER A 709 MILLONES
Si hablamos de autónomos personas físicas o con una estructura empresarial unipersonal, tan sólo han resultado beneficiarios algo menos del 7,5% del total de los adjudicatarios, que han gestionado cerca de 123 millones de euros.

La distribución geográfica de las empresas con una facturación inferior al millón de euros beneficiarios de los contratos públicos menores de 100 mil euros está prácticamente centrada en las provincias de Madrid y Barcelona, con algo más de 500 millones cada una, seguidas de Andalucía con 390 y País Valenciano con 302, por el contrario, las provincias o comunidades autónomas con menos contrataciones de este tipo son La Rioja con 26 millones, Navarra con 27 y Cantabria con 49 millones de euros.

Desde UPTA en colaboración con la consultora DOUBLETRADE SPAIN queremos impulsar la transparencia y añadir claridad y accesibilidad a una de las grandes bolsas de negocios que siguen siendo inaccesibles para la mayoría de las pequeñas estructuras económicas de nuestro país.

Es fundamental que se democraticen las licitaciones públicas, no sólo como un ejercicio de dinamización económica, también como una exigencia de transparencia en la contratación pública.

Los autónomos y pequeñas empresas siguen siendo meros espectadores en el tráfico mercantil de las licitaciones públicas. En la mayoría de los casos son subcontratados por empresas adjudicatarias que simplemente actúan como meras comisionistas, eso sí, son las que obtienen la mayoría de los rendimientos económicos, quedando los autónomos o las pequeñas empresas relegadas a realizar los trabajos en condiciones económicas precarias y sufriendo una demora en el cobro de sus servicios de más de 60 días.

Es por esta situación que nuestra organización pasa de la palabra a los hechos y a través de nuestro portal de transparencia de la contratación pública trataremos de implementar con las administraciones una herramienta que facilite el acceso y la tutorización a la concurrencia de contratos públicos a todos aquellos autónomos que estén en condiciones de poder hacerlo, abriendo un nuevo espacio en el que poder desarrollar su actividad.

Esta iniciativa, que estará en marcha a lo largo de este próximo mes de noviembre, servirá para reestructurar el mercado de las licitaciones públicas, sobre todo en los ámbitos menos poblados o rurales, con el fin de que éstas supongan un estímulo al crecimiento de negocios en este ámbito geográfico.